Noticias

Preparando los corazones para este encuentro en la misión

Los jóvenes mercedarios de Argentina se reunieron en Córdoba el pasado 21 y 22 de abril, un delegado por comunidad, para compartir un momento de reflexión y para planificar la “Semana de Trabajo Mercedario” en la comunidad de Ranelagh, provincia de Buenos Aires.

 

Querida Familia

El pasado 20 de mayo, con gran Alegría hemos recibido el Espíritu Santo, dador de vida y santificador. Este es el Espíritu que nos prometió Jesús y el que viene en nuestro auxilio para ayudarnos a comprender las cosas de Dios. Creemos y tenemos una certeza: Él guía la historia de la Iglesia, de nuestra Orden y de nuestras comunidades. Solo debemos tener confianza, dejarnos guiar y aprender a leer los signos y escuchar los clamores de nuestro tiempo, para que nuestro servicio redentor sea encarnado, sea visita y respuesta de amor para todos.

Es este mismo Espíritu al que nos encomendamos el pasado 21 y 22 de abril, cuando nos reunimos con los delegados de las comunidades para compartir un momento de reflexión en torno a los vínculos y a los modos de relacionarse de Jesús; y también para soñar y planificar la “Semana de Trabajo Mercedario” en la comunidad de Ranelagh.

 

Este año la “Semana de Trabajo” se realizará desde el 14 hasta el 21 de Julio, bajo el lema: “Dar la vida por el hermano, sigue siendo el mayor acto de Amor”, que nos acompaña desde el encuentro juvenil de enero. Desde esta propuesta hemos estructurado los temas de formación, poniendo en el centro a los cautivos. Desde ellos, en ellos y por ellos nos sentimos movilizados para a anunciar este año de gracia del Señor (cf. Lc 4,18).

Ya empezando a preparar los corazones para este encuentro en la misión, los saludamos y encomendamos a Dios que es el que nos convoca y envía, todo este tiempo de preparación poniéndonos en manos de María de la Merced y de Nuestro Padre San Pedro Nolasco.

Como siempre los canales de comunicación están abiertos para cualquier duda, sugerencia o algo que deba ser aclarado.

Un fraternal saludo en el Espíritu que nos mueve a la acción redentora

*Descarga el archivo completo desde el enlace de la izquierda: 

Los jóvenes mercedarios de Argentina se reunieron en Córdoba el pasado 21 y 22 de abril, un delegado por comunidad, para compartir un momento de reflexión y para planificar la “Semana de Trabajo Mercedario” en la comunidad de Ranelagh, provincia de Buenos Aires.

 

Querida Familia

El pasado 20 de mayo, con gran Alegría hemos recibido el Espíritu Santo, dador de vida y santificador. Este es el Espíritu que nos prometió Jesús y el que viene en nuestro auxilio para ayudarnos a comprender las cosas de Dios. Creemos y tenemos una certeza: Él guía la historia de la Iglesia, de nuestra Orden y de nuestras comunidades. Solo debemos tener confianza, dejarnos guiar y aprender a leer los signos y escuchar los clamores de nuestro tiempo, para que nuestro servicio redentor sea encarnado, sea visita y respuesta de amor para todos.

Es este mismo Espíritu al que nos encomendamos el pasado 21 y 22 de abril, cuando nos reunimos con los delegados de las comunidades para compartir un momento de reflexión en torno a los vínculos y a los modos de relacionarse de Jesús; y también para soñar y planificar la “Semana de Trabajo Mercedario” en la comunidad de Ranelagh.

 

Este año la “Semana de Trabajo” se realizará desde el 14 hasta el 21 de Julio, bajo el lema: “Dar la vida por el hermano, sigue siendo el mayor acto de Amor”, que nos acompaña desde el encuentro juvenil de enero. Desde esta propuesta hemos estructurado los temas de formación, poniendo en el centro a los cautivos. Desde ellos, en ellos y por ellos nos sentimos movilizados para a anunciar este año de gracia del Señor (cf. Lc 4,18).

Ya empezando a preparar los corazones para este encuentro en la misión, los saludamos y encomendamos a Dios que es el que nos convoca y envía, todo este tiempo de preparación poniéndonos en manos de María de la Merced y de Nuestro Padre San Pedro Nolasco.

Como siempre los canales de comunicación están abiertos para cualquier duda, sugerencia o algo que deba ser aclarado.

Un fraternal saludo en el Espíritu que nos mueve a la acción redentora

Los jóvenes mercedarios de Argentina se reunieron en Córdoba el pasado 21 y 22 de abril, un delegado por comunidad, para compartir un momento de reflexión y para planificar la “Semana de Trabajo Mercedario” en la comunidad de Ranelagh, provincia de Buenos Aires.

 

Querida Familia

El pasado 20 de mayo, con gran Alegría hemos recibido el Espíritu Santo, dador de vida y santificador. Este es el Espíritu que nos prometió Jesús y el que viene en nuestro auxilio para ayudarnos a comprender las cosas de Dios. Creemos y tenemos una certeza: Él guía la historia de la Iglesia, de nuestra Orden y de nuestras comunidades. Solo debemos tener confianza, dejarnos guiar y aprender a leer los signos y escuchar los clamores de nuestro tiempo, para que nuestro servicio redentor sea encarnado, sea visita y respuesta de amor para todos.

Es este mismo Espíritu al que nos encomendamos el pasado 21 y 22 de abril, cuando nos reunimos con los delegados de las comunidades para compartir un momento de reflexión en torno a los vínculos y a los modos de relacionarse de Jesús; y también para soñar y planificar la “Semana de Trabajo Mercedario” en la comunidad de Ranelagh.

 

Este año la “Semana de Trabajo” se realizará desde el 14 hasta el 21 de Julio, bajo el lema: “Dar la vida por el hermano, sigue siendo el mayor acto de Amor”, que nos acompaña desde el encuentro juvenil de enero. Desde esta propuesta hemos estructurado los temas de formación, poniendo en el centro a los cautivos. Desde ellos, en ellos y por ellos nos sentimos movilizados para a anunciar este año de gracia del Señor (cf. Lc 4,18).

Ya empezando a preparar los corazones para este encuentro en la misión, los saludamos y encomendamos a Dios que es el que nos convoca y envía, todo este tiempo de preparación poniéndonos en manos de María de la Merced y de Nuestro Padre San Pedro Nolasco.

Como siempre los canales de comunicación están abiertos para cualquier duda, sugerencia o algo que deba ser aclarado.

Un fraternal saludo en el Espíritu que nos mueve a la acción redentora.

CAJUMER

*Descarga el archivo completo desde el enlace que aparece a la izquierda: “segunda comunicacion cajumer”